Revista Digital sobre Protección Animal

Día Mundial de los Animales y 10 años de protección animal en Medellín

15 acuerdos municipales en Medellín y 5 proyectos de Ley en Colombia para la protección de los animales hacen pensar que en el país lo mejor para la causa animalista está por venir.

Dulcinea, burrita ex-cochera de Medellín, adoptada por el Concejal Alvaro Múnera, al lado de su amigo canino.

Una combinación de programas de esterilización, adopción y educación, así podría resumirse la fórmula del éxito que hace que Medellín sea considerada como caso ejemplar en políticas de protección animal a nivel latinoamericano.

Hace casi 10 años, exactamente el 28 de octubre del 2007, la comunidad animalista de Medellín celebraba lo que hasta entonces parecía imposible: lograr llevar un candidato 100% animalista al Concejo para trabajar exclusivamente por los derechos de los animales.

La elección de Alvaro Múnera Builes no sólo marcó este hito histórico sino que con 4.965 votos se ubicó como el candidato al Concejo de Medellín más votado por el partido Conservador en dichas elecciones.

 

Los animales, más que bandera política

 

Desde el 2007, la ciudad ha invertido 12 mil millones de pesos anuales en programas de protección animal entre los que se pueden mencionar: Construcción y Mantenimiento del Centro de Bienestar Animal La Perla, Programa de Implantación del Microchip para Perros y Gatos, Programa de Control de Natalidad Masiva, Programa de Erradicación de Vehículos de Tracción Animal, Escuadrón Anticrueldad Animal, entre muchos otros.

Pero nada de esto habría sido posible si al interior del Concejo de Medellín, los proyectos y programas de protección animal no hubieran tenido el respaldo de los demás concejales que sin declararse animalistas, no podían dejar de ver en estas propuestas al marco perfecto para generar una políticas de ciudad para todos sus habitantes: animales humanos y no humanos.

Lo que nació en ese entonces como un proyecto político de ciudad está cumpliendo 10 años: “Es muy gratificante que 10 años después de que el Concejo de Medellín implementara la política pública de bienestar animal podamos decir que gracias a la bancada animalista y al apoyo de las 3 últimas administraciones tenemos a Medellín como una ciudad pionera en bienestar animal, ejemplo latinoamericano y calificada por el portal internacional Yahoo entre las 5 ciudades del mundo más amables con los animales”, expresa Álvaro Múnera Builes.

21 concejales conforman la bancada animalista del Concejo de Medellín y “nunca ha habido un voto negativo para nada que tenga que ver con animales”, comenta Múnera.

 

Los caballos con final feliz

 

Son muchos los acuerdos municipales y los programas de protección animal de Medellín que han inspirado a otras ciudades de Colombia y del mundo. Sin embargo, para la comunidad animalista de la ciudad hay uno que de forma muy especial marcó un antes y un después en las políticas de protección animal: la sustitución de vehículos de tracción animal, que fue incluida por el alcalde de turno en el plan de desarrollo 2008-2011.

A partir de esto se creó el Acuerdo que erradicaría los vehículos de tracción animal en la ciudad, exitoso programa que ha sido replicado por varias ciudades de Colombia. “En la única parte donde no hemos logrado incidir con este acuerdo ha sido en Cartagena”, anota Ramón Acevedo, Concejal de la ciudad de Medellín y parte de la bancada animalista. Hasta el Ministerio de Transporte adoptó este acuerdo y lo ha ido replicando en todas las ciudades de Colombia, con algunas excepciones como la mencionada.

Por esto y por ser modelo de inspiración para salvar las vidas de tantos animales en Colombia, a Medellín le sobran motivos de sobra para celebrar el Día Mundial de los Animales. Porque a la hora de los balances, la cantidad de animales salvados del maltrato, la explotación y el abandono merecen que hoy la ciudad celebre una verdadera victoria que lleva 10 años de muchas batallas ganadas.

Vera, la rinoceronte que fue trasladada de Medellín para la Hacienda Nápoles. Otro importante logro del movimiento animalista.

 

Asuntos pendientes

 

Aunque la felicidad para todos los animales aún no está a la vuelta de la esquina, el panorama parece alentador cuando se leen los diferentes proyectos de Ley que cursan actualmente en el Congreso, muchos de ellos inspirados en el buen ejemplo de la ciudad.

  1. Proyecto de Ley que prohíbe la mutilación estética de los animales de compañía.
  2. Proyecto de Ley para desmontar prácticas crueles en la crianza de aves.
  3. Proyecto de Ley que incluya en el SOAT a los animales de compañía atropellados.
  4. Proyecto de Ley que prohíbe la crueldad en espectáculos públicos con animales.
  5. Y proyecto de Ley para la Protección de las abejas.

Sin embargo, para Álvaro Múnera, así como para la comunidad animalista del país la felicidad está del lado opuesto: “Yo me sueño con el día en que podamos cerrar La Perla o que no tengamos ni qué ampliarla ni necesitar más albergues”, comenta.

Y es que a nivel local aún hay un largo camino por recorrer teniendo en cuenta los grandes obstáculos que representan las causas hasta ahora perdidas, por ejemplo:

  • La reglamentación de los criaderos y la comercialización de animales domésticos y exóticos en Medellín (Acuerdo aprobado pero que no se cumple a cabalidad, incluso ya intervenida la Plaza Minorista).
  • La tenencia responsable de razas consideradas potencialmente peligrosas: en la ciudad ha habido un incremento en el abandono, maltrato y asesinato de perros catalogados como PP.

Estos son algunos de los asuntos pendientes que siguen manteniendo bastante ocupadas a las autoridades que diariamente atienen entre 5 y 8 casos de maltrato y abandono en la ciudad. Porque aunque la Corte Constitucional haya declarado a los animales como seres sintientes, aún queda una labor muy compleja en cuanto a educación y sensibilización para acabar con una de las más deplorables esclavitudes modernas: el maltrato animal.

¿Te gustó? Compártelo

Responder

CommentLuv badge

  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Flickr
  • YouTube