Violencia contra los animales: ¿ética y legalidad para la paz?

Share to Google Plus
{lang: 'es-419'}

Banner+página+(1)En el l Primer Encuentro Internacional realizado en la Universidad de Antioquia se lanzó el Primer Observtorio  de Violencia Interrelacionada en Colombia.

Politólogos, médicos veterinarios, sicólogos, abogados y diferentes profesionales expertos en los derechos de los animales y su bienestar, compartieron las experiencias que traían desde sus países, regiones o profesiones, durante 3 días de jornadas académicas en el Primer Congreso de Violencia Contra los Animales, celebrado en Medellín los días 14, 15 y 16 de abril del 2016.

En medio del panorama de negociaciones de paz y post conflicto que puede llegar a presentarse en Colombia, este espacio buscó también involucrar el trato a los animales como un indicador paz y objeto de estudio a la hora de buscar soluciones a la violencia entre seres humanos.

La problemática de la violencia contra los animales desde una perspectiva multidisciplinaria fue el eje central sobre el que se abordaron las diferentes presentaciones y páneles de discusión que contaron con un tema transversal: la Ley 1774 del 2016 y la jurisprudencia relacionada alrededor del trato ético hacia los animales.

Por eso, una de las participaciones más polémicas fue la del magistrado Jaime Orlando Santofimio Gamboa, con su intervención “Derechos de los animales en Colombia. Avances legislativos y jurisprudenciales”.

En ella el magistrado, poniendo como ejemplo la nueva Ley y las exepciones hechas a espectáculos con animales, explicó que con  este tema hay un marco legal para su transformación pero no su abolición. 

Al respecto, el concejal de la bancada animalista Nicolás Albeiro Echeverry afirmó que el Proyecto de Acuerdo 043 de 2012 del Concejo de Medellín, que busca eliminar el dolor, el sufrimiento y la muerte del toro en la plaza, tiene todo el potencial de terminarlas de enterrar, al considerar que los tarinos no quieren corridas sin sangre.

“Los defensores de animales tenemos que ser inteligentes y estratégicos”, afirmó Alvaro Múnera, concejal animalista de Medellín, al pedir a la comunidad animalista que apoye y respalde este tipo de iniciativas que aunque no son abolicionistas son un paso hacia adelante en este propósito final.

Y es que Colombia ya dio un gran salto al aprobarse la Ley 1774 del 2016. Pero ante afirmaciones como las escuchadas y de parte de los altos magistrados, algunas personas piden un urgente relevo generacional en las cortes colombianas.

Ante este panorama en la que la jurisprudencia aún dista de la realidad, Leonardo Alselmi, Director de la Fundación Franz Weber (Suiza) para el Sur de Europa y Latinoamérica, afirmó que “La importancia de la academia en la política es determinante”.

Por su parte el Biólogo Javier Andrés González, de la Universidad Javeriana, afirmó ante este tema: “Lo permitido legalmente no es lo moralmente correcto”, por eso destacó la importancia de estos espacios para el debate y la información.

Los vacíos de la nueva Ley y las herramientas para combatirlos

Para los casi 150 asistentes con los que contó el congreso, en su mayoría autoridades y miembros de fundaciones que trabajan por los animales en todo el país, una de las temáticas más interesantes fue la de la ciencia forense veterinaria, la cual permite saber a ciencia cierta si hubo maltrato, por eso es fundamental la conservación y análisis de una escena del crimen, según señaló el médico veterinario Julio Aguirre, de la Inspección Ambiental de Medellín.

“Como matar un perro ya es un delito, entonces el cadáver no se entierra inimeditamente porque hay que recoger el material probatorio forense para imputar cargos y para eso se necesita que el Estado se prepare”, explicó Alvaro Múnera.

Y es que la preparación del Estado y las autoridades es uno de los principales aspectos que han obstaculizado la correcta aplicación de la Ley. Entre los asistentes se encontraba el Intendente Edwin, Jefe de la Policía Ambiental de Villavicencio, donde se denunció el primer caso de maltrato a partir de la nueva Ley.

Su intervención en una de la mesas de trabajo dejó entrever cómo la policía está recibiendo y atendiendo las denuncias pero encontrándose con una cantidad de dificultades para la recuperación del animal maltratado cuando es retirado a sus dueños.

Explicó el intendente que no cuentan con recursos para atender a los animales y muchas veces los mismos defensores de animales que hace la denuncia se desentienden del tema, dejándolo sólo en manos de las autoridades. “Nos sentimos solos”, afirmó durante su intervención.

Sin embargo, no demoraron las voces de los defensores de animales en reclamar que durante muchos años ellos asumieron esa responsabilidad. Incluso aún con la nueva Ley, en algunos casos, son los albergues y refugios los que reciben los animales decomisados sin ningún tipo de ayuda económica para su recuperación.

Para buscar luces sobre este tema, el abogado Alejandro Gaviria, Inspector Ambiental de Medellín y quien fue miembro de la comisión redactora de la nueva Ley, hizo un llamado a las fundaciones a utilizar las diferentes herramientas para sacar provecho de la nueva Ley y de los diferentes recursos disponibles:

–          Derecho de Petición

–          Acción de Tutela

–          Denuncia ante inspección o ante la policía. (Para denuncias en Medellín, más información aquí)

También recordó a los asistentes que la Ley aún está siendo reglamentada.

Una iniciativa desde Medellín para el país

Si bien el evento sirvió de marco para el lanzamiento del Observatorio de Violencia Interrelacionada en Colombia, las principales conclusiones del evento se dieron alrededor del marco jurídico y legal para la protección y defensa de los animales en Colombia.

“Es importante que este observatorio se extienda a nivel nacional” afirmó Alvaro Múnera. Mauricio Gómez, de Defenzoores, una de las fundaciones que apoyó el evento, agregó que el alcance del observatorio se está trazando a nivel nacional.

Como una de las principales conclusiones del evento, Mauricio Gómez, de Defenzoores, afirmó:”El movimiento animalista funciona si hay puntos de encuentro, puntos en común para todas las causas. Los fundamentalismos no van a transformar sociamente nada”, esto con relación al respaldo que el movimiento debe dar a las nuevas leyes que protegen a los animales.

El Programa Socio Jurídico de Protección Jurídica a los Animales de la Universidad de Antioquia fue el organizador de este encuentro internacional en el que se dieron cita más de 20 conferencistas internacionales y más de 100 asistentes de todo el país.

Consultorio Jurídico de la U de A

El Programa de Protección Jurídica a los Animales de la Universidad de Antioquia brinda servicios a la comunidad con relación a a la defensa y protección de los animales. Más información en www.derecho.udea.edu.co

Leave a Reply

CommentLuv badge

  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Flickr
  • YouTube