Mis mejores amigos son de 4 patas

Share to Google Plus
{lang: 'es-419'}

Mis-mejores-amigos-4-patas

Mis Mejores Amigos son de 4 Patas es el libro inédito de la periodista defensora de los animales Nidya Gutiérrez.  Buscamos ayuda para su publicación.

 

Por Nidya Gutiérrez

Soy una periodista y escritora colombiana que vive en la capital Bogotá con deseos de dar a conocer historias de perritos que se han cruzado en mi vida y me han dado más que una lección de coraje y amor, una muestra de supervivencia en condiciones adversas por el maltrato y negligencia humanos.

Son historias reales de los mejores amigos que he podido encontrar por su lealtad, cariño y muestras de simpatía. !Me encantan los perros!

Las historias aquí contadas son verídicas. Solo quedó a la imaginación escribirlas según como se sucedieron los hechos, a los ojos de la escritora. Surgieron en el momento en que decidí poner por escrito la historia de Tobby, para guardar la memoria de lo acaecido con este perrito encontrado en la calle, el cual fue adoptado por una familia que le ofreció un nuevo hogar.

Se trataba ahora de hacer un inventario de los casos de perritos perdidos que me había encontrado en igual situación de desamparo. Quería escribir un libro donde contara qué había sucedido con cada uno de ellos. Serían unas hojas impresas las que garantizarían que mi memoria no fallaría al recordar sus nombres, sus circunstancias y su cambio de vida. Algo para leer cuando ya no estuvieran conmigo y sin embargo, sus espíritus aún me llamaran a preguntarme qué sería de cada uno de ellos.

En memoria de mis mejores amigos de 4 patas para que sus vidas tengan el valor de volverme a dar ánimos, alegrías y remembranzas. Porque a veces las buenas nuevas debemos fabricarlas nosotros mismos, a base de momentos recordados en la comunión de los espíritus con quienes nos dan la oportunidad de usar el talento con el que aprendimos a tasar la mutua compañía, para sentirnos bendecidos con su presencia en nuestras vidas.

Porque de lo contrario nos creeríamos faltos de espíritu al no desear compartir la existencia con quienes son mis semejantes pero no manifiestan iguales sentimientos de fraternidad y lealtad con mi alma, que aquellos que me brindan sus sentimientos con incondicionales señales de simpatía.

¡Qué hermoso compartir la amistad con tantas muestras de tolerancia en nuestras reacciones! Mi alma sigue a mi cuerpo dondequiera que vaya sin pensar en mi pobre ánimo abatido y yo voy detrás como un perro, avasallada por su voluntad de supervivencia. ¿Cómo no voy a identificarme con quienes representan lo que siento de más profundo?

Para exorcizar los desánimos que me persiguen como una jauría de perros que busca mi comprensión sin que yo logre reconocerlos como producto de mi desesperanza en la conducta cristiana, quisiera empezar a reconocer las buenas intenciones de quienes causan dolor y sufrimiento con su intolerancia de los sentimientos ajenos.

Buscamos ayuda para la publicación del libro

Ayúdanos a darle luz a este bello proyecto. Necesitamos ayuda para su publicación. Si haces parte de la industria editorial o con tu trabajo puedes ayudarnos a llevarlo a feliz término, escríbenos.

Leave a Reply

CommentLuv badge

  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Flickr
  • YouTube