Dieta vegetariana: beneficios para el medio ambiente

Share to Google Plus
{lang: 'es-419'}

dia-sin-carne

A propósito del Día Mundial Sin Carne, te ofrecemos un artículo 5 razones para dejar de comer carne por lo menos 1 vez al año.

De todas las acciones que implementamos a diario para proteger el medio ambiente, hay muchas que parecen difíciles. Una de ellas es disminuir el consumo de carne. Sin embargo, es tan fácil como hacerlo un día al año.

Usar más el transporte público y menos el transporte particular, utilizar menos bolsas plásticas y más bolsas biodegradables y comer menos carne y más granos, cereales, frutas y vegetales, hacen parte de la misma tendencia mundial por la protección del medio ambiente.

Por eso han nacido a nivel mundial movimientos como el del Día Sin Carro y el del Día Sin Carne. Estos buscan que todos nos concienticemos por lo menos una vez al año de la importancia de cambiar nuestros hábitos de consumo.

Su efectividad es tal que movimientos como el del Día Sin Carne ajusta ya casi 30 años y su importancia sigue creciendo. Y es que a medida que aumentan la contaminación ambiental y el calentamiento global, los beneficios para el planeta y los animales de una dieta baja en carne se hacen más evidentes.

5 razones para hacerse vegetariano

El tipo de comida que consumimos tiene un efecto directo en la emisión de gases de efecto invernadero, causantes, en gran parte, del calentamiento global, según estudios publicados por American Meteorological Society. Veamos 5 razones para disminuir el consumo de carne si queremos hacer un aporte al medio ambiente:

1. Uso de tierras: la ganadería industrial destruye la mayor parte de los bosques tropicales, pues éstos son talados para la cría de ganado. Incluso la deforestación de la selva amazónica tiene un gran responsable en la cría de ganado.

2. Consumo de agua: la producción de carne de ternera requiere 22 veces más agua que la producción de frutas, la de cerdo hasta 5 veces más, según cifras de la UNESCO. Así, gran parte del agua para consumo humano se destina a la producción de carne.

3. Contaminación del agua: el excesivo uso de fertilizantes contamina el agua que consumimos. Según datos de The Ecologycal Consequences of Meat Consumption, la contaminación procedente de las granjas de animales es 130 veces mayor que la originada por los humanos.

4. Efecto invernadero: muchas personas se sorprendieron con el documental Una Verdad Incómoda por su referencia a la industria ganadera como gran responsable del efecto invernadero. Y es que la creencia generalizada era que la industria del transporte era la principal causante y no es así. Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) en su estudio La Larga Sombra del Ganado, el sector ganadero es responsable del 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero medidas en equivalencia de CO2.

5. Derroche de alimentos: para producir un kilo de carne se utilizan entre 7 y 16 kilos de cereal o soja. En medio de un problema de alimentación mundial y de escasez de alimentos, los granos y cereales serían una gran fuente de proteína para combatir la desnutrición.
Cómo empezar

Por fortuna, los tiempos actuales ponen al alcance de todos, información que antes era reservada para unos cuantos. Conocer cómo funcionan las diferentes industrias y las consecuencias ecológicas de todos los productos que consumimos, nos permite tomar decisiones informadas que poco a poco irán cambiando la tendencia de consumo.

Pero, ¿cómo empezar? Te presentamos tres formas de hacerlo. Elije una de ellas.

1. Elije un día al año: desde 1985 se ha institucionalizado el 20 de marzo como el Día Mundial Sin Carne, ese día, en las principales ciudades del mundo, las organizaciones ecologistas hacen jornadas de educación y sensibilización con la dieta vegetariana.

2. Haz un cambio progresivo: si no estás lo suficientemente convencido, no hagas un cambio drástico en tu dieta. Implementa cambios pequeños y progresivos. Por ejemplo, si comías dos hamburguesas a la semana, pasa a una.

3. Haz un cambio rápido: si hoy comiste hamburguesa de carne, la próxima semana puedes comer hamburguesa vegetariana. De esta forma estás haciendo una transición rápida sin una gran diferencia en el tipo de producto que estás consumiendo.

 

Leave a Reply

CommentLuv badge

  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Flickr
  • YouTube