Lanzan campaña para evitar tráfico y “mascotización” de fauna silvestre

Share to Google Plus
{lang: 'es-419'}

 

Las aves exóticas en cautiverio se arrancan las plumas ellas mismas.

 

La Policía Nacional y la Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA) lanzarán la campaña “Un silvestre no es mascota” para evitar la extracción, comercialización y adquisición de animales silvestres como mascotas en la Semana Mayor en Colombia.

Además de la concienciación que se adelantará con la campaña,  se reforzarán los controles en todo el país para evitar que los animales sean vendidos en carreteras o plazas de mercado y terminen como mascotas en apartamentos de las urbes de Colombia.

Turistas que visitan lugares con gran riqueza natural creen que perezosos, aves y micos pueden ser mascotas y los capturan o los compran para llevarlos a casa.

 

El tráfico de animales silvestres es un delito penado de 2 a 5 años de cárcel y multas hasta 10.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

“El tráfico de fauna silvestre para mascotas tiene muchas implicaciones negativas para el bienestar animal y la conservación, asociadas con la captura, el transporte y la venta de estos animales”, acota Luis Carlos Sarmiento, director de la WSPA Suramérica.

La mayoría muere por el estrés y las enfermedades asociadas con cada fase del proceso al que son sometidos. Una vez el animal es vendido, sus problemas de bienestar continúan porque su naturaleza no es estar en casas como mascotas. Además, estos animales en lugares inadecuados, ponen en riesgo la salud humana,” agregó el señor Sarmiento.

Las regiones Andina y Atlántica son las de mayor tráfico de fauna silvestre.

El promedio de incautación anual de unidades de especies silvestres ha sido de 60.000.

Además de estar prohibida, la tenencia de una mascota exótica puede ser muy costosa, razón por la cual, comúnmente, las personas las descuidan, haciendo que enfermen y mueran.

En otros casos, son abandonadas, una vez pasada la novedad, y este abandono va, obviamente, en detrimento del bienestar animal. Muchos animales de estos terminan en lugares que no cumplen con las condiciones para satisfacer sus necesidades, puesto que los centros de rehabilitación de fauna son escasos o están llenos.

Colombia es uno de los países con mayor biodiversidad en el planeta. Si bien este es un hecho positivo, también da pie a otros muy negativos como la explotación desmedida de la fauna silvestre, a la cual se le dan usos variados que van desde la experimentación y la utilización de sus partes en accesorios de moda, hasta la “mascotización”.

 

Leave a Reply

CommentLuv badge

  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Flickr
  • YouTube